DOÑA LETIZIA SORPRENDE DE NOCHE Y DE DIA

El primer acto de este maratoniano viaje tuvo lugar ayer durante una ofrenda floral ante el Monumento de los Niños Héroes. A continuación, tuvo lugar la ceremonia de bienvenida oficial en el Campo Marte por parte de Sus Excelencias el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, y la Primera Dama, Angélica Rivera.



Para la ocasión, Doña Letizia ha repetido el vestido color aguamarina que estrenó el pasado 20 de mayo durante la Primera Comunión de La Princesa Leonor. Pero esta vez lo ha combinado con una chaqueta de Felipe Varela realizada en tweed, con un ribete a tono.



Como complementos, ha estrenado unas sandalias en tono nude de Magrit, bolso a tono de Felipe Varela realizado en charol, y pendientes de Tous de oro amarillo de 18 kt, rubí y crisopasa, pertenecientes a una colección especial de Rosa Oriol y que estrenó el 23 de mayo en una salida privada al Circo del Sol.


Posteriormente, los Reyes se trasladaron al Ayuntamiento de la capital, donde se reunieron con el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y fueron nombrados Huéspedes Distinguidos. El jefe de Gobierno de la Ciudad de México impuso las medallas y entregó un pergamino y la llave de la ciudad a SS.MM.




Tras estas actividades, Don Felipe y Doña Letizia acudieron al Palacio Presidencial Los Pinos, donde compartieron un almuerzo con el Presidente Peña Nieto y su esposa. Previamente, ambos Jefes de Estado mantuvieron un encuentro. Para este acto, y aunque no estaba previsto, La Reina recogió su pelo en un favorecedor recogido, y cambió de look (aunque no de diseñador). Siguió apostando con por su modisto de cabecera luciendo uno de los atuendos estrenados a principio de este mes Francia.



Tal conjunto está formado por una chaqueta realizada en seda cady piedra con cinta de macramé, manga francesa con encaje y bolsillos de plantón. 


Cartera de mano del mismo diseñador estrenada el día de la Proclamación, y confeccionada en ante nude, pendientes de Follie Follie (75€) y salones transparentes de Magrit.


Para el último acto del día (y más importante), La Reina no defraudó, enfundándose un vestido asimétrico en guipur tricolor amapola, color y marsalá, bordado a mano en cristal de swarovsky Siam, todo de Felipe Varela.


 

Como complementos, llevó un baquetee confeccionado en piel de pitón de Felipe Varela (570€), unos estupendos pendientes de diamantes en forma de lágrima, de los que por ahora se desconoce la marca y que ya estrenó en Honduras hace un mes y unas sandalias de Magrit en color nude.




Qué os parecen? creo que Felipe Varela ha sabido combinar a la perfección la chaqueta que ha confeccionado para el vestido color aguamarina. Es verdad que la forma de la misma no me acaba de convencer en exceso, más que nada porque es un corte que ya tiene en otro tipo de chaquetas. 
Sobre el segundo atuendo me decanto igual que cuando lo lució en París: me encanta el trabajo que lleva, pero creo que suman años a La Reina ese tipo de patrones. Y sobre el vestido de la cena de gala, aunque estemos hablando de un tejido al que recurre mucho tanto el diseñador como la soberana, creo que han sabido darle un toque diferente con el tipo de escote, que personalmente creo que le favorece mucho, tanto o más como el color.


Qué os ha parecido?








Comentarios

  1. Como siempre me parece que va muy bien. Los dos primeros conjuntos ya los comenté en ocasiones anteriores. Son discretos y de corte clásico. A lo mejor el beis le queda un poco grande, un poco más ajustado habría parecido más juvenil. El tercero es precioso. Es tan estilizada que se puede permitir ese color con el que hay que tener cuidado porque se puede ver vulgar pero la verdad es que el vestido es impresionantemente bonito y le queda muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Guapisima con el rojo.

    ResponderEliminar
  3. Que repita tan seguido, no me apetece nada
    Y menos llevando lo mismo que ha usado en el viajes al exterior
    Teniendo como lo tiene, un armario con mejores vestidos al que darles una segunda oportunidad!
    El corte asimetrico, no me gusta porque siempre inexorablemente da pie a que se hable de su delgadez tan marcada
    Hasta ahora nada de lo que ha lucido me parece notable
    El traje beis debería dejarlo en México!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares