viernes, 26 de diciembre de 2014

PRIMER DISCURSO DE NAVIDAD DE S.M EL REY FELIPE VI

El pasado 24 de diciembre, a las 21 horas aparecía Don Felipe en más de 8 millones de hogares. Lo hacía para retransmitir su primer mensaje de navidad desde que es Rey.

Ha sido el mensaje más visto de los últimos 6 años, y es que se esperaba mucho de él. No ha defraudado y ha conseguido hablar claramente de algunos de los temas más importante que acechan hoy en día nuestro país.



Hoy repasamos frase por frase todo su contenido:

"La dureza y duración de la crisis económica produce en muchas familias incertidumbre por su futuro; la importancia de algunos de nuestros problemas políticos genera inquietud; y las conductas que se alejan del comportamiento que cabe esperar de un servidor público, provocan, con toda razón, indignación y desencanto"



"no debemos dejarnos vencer por el pesimismo, el malestar social, o por el desánimo; sino afrontar con firmeza y eficacia las causas de esos problemas, resolverlos y recuperar el sosiego y la serenidad que requiere y merece una sociedad democrática como la nuestra".

"Es cierto que los responsables de esas conductas irregulares están respondiendo de ellas; eso es una prueba del funcionamiento de nuestro Estado de Derecho. Como es verdad también que la gran mayoría de los servidores públicos desempeñan sus tareas con honradez y voluntad de servir a los intereses generales."



"Es evidente que todos nos necesitamos. Formamos parte de un tronco común del que somos complementarios los unos de los otros pero imprescindibles para el progreso de cada uno en particular y de todos en conjunto.


Pero no se trata solo de economía o de intereses sino también y sobre todo, de sentimientos."
"El mes de junio pasado, España se dio a sí misma y al mundo un ejemplo de seriedad y dignidad en el desarrollo del proceso de abdicación de mi padre el Rey Juan Carlos y de mi proclamación como Rey; todo ello de acuerdo con nuestra Constitución. Y a lo largo de estos últimos meses me habéis rodeado de vuestro respeto, afecto y cariño. Sinceramente, me he sentido querido y apreciado y os lo agradezco de corazón. Y tengo que deciros también que he visto ilusión en muchos de vosotros, en vuestras miradas, en vuestras palabras, ante el inicio de una nueva época en nuestra historia."

"Regenerar nuestra vida política, recuperar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones, garantizar nuestro Estado del Bienestar y preservar nuestra unidad desde la pluralidad son nuestros grandes retos. No son tareas sencillas. No son retos fáciles. Pero los vamos a superar, sin duda; estoy convencido de ello. Tenemos capacidad y coraje de sobra. Tenemos también el deseo y la voluntad. Y hemos de sumar, además la confianza en nosotros mismos.
Esa es la clave de nuestra esperanza en el futuro. La clave para recuperar el orgullo de nuestra conciencia nacional: la de una España moderna, de profundas convicciones democráticas, diversa, abierta al mundo, solidaria, potente y con empuje. Con ese mismo empuje y con el ejemplo con el que vosotros afrontáis vuestro día a día luchando ante las adversidades intentando progresar, procurando mejorar honestamente vuestra vida y la de vuestras familias. Y ahí estaré siempre a vuestro lado como el primer servidor de los españoles".

Estas han sido para mí las claves del discurso de Don Felipe. Reestablecer la estabilidad económica y erradicar las conductas irregulares de funcionarios públicos. 
Mucho se había hablado sobre si saldrían en ese mensaje Doña Letizia y sus hijas, como así se hizo en 1975, cuando el por entonces Rey Don Juan Carlos apareció en su primer mensaje de navidad con Felipe, Sofia y sus hijas.
No contamos con su presencia, pero si estuvieron presentes de otro modo. Al lado de Don Felipe aparecieron dos fotografías: una de los actuales Reyes durante un viaje a iberoamérica, a borde un avión de la Fuerza Aerea Española, y una de la familia al completo, tomada el pasado mes de agosto durante el primer posado en Marivent.

También contamos con otra fotografía muy significativa: la de Don Juan Carlos abrazando a Don Felipe el día de la Preproclamación.
Además de un cuadro de S.M la Reina Doña Letizia pintado en 1984, tomado a partir de una fotografía de la actual Reina cuando tan solo tenia 10 años. 

Además, un nacimiento, una Bandera de España y un centro de flores de Pascua fueron los demás atuendos que adornaron la estancia.
Finalmente, sus ultimas palabras fueron la felicitación para todos los españoles de unas felices fiestas de parte de Doña Letizia, La Princesa de Asturias y la Infanta Sofía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario